Parroquia Cristo Hermano
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
Parroquia Cristo Hermano

Un foro de intercambio religioso católico
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  Imágenes recientesImágenes recientes  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  

 

 LOS MANDAMIENTOS DE LA LEY DE DIOS 1

Ir abajo 
AutorMensaje
Georges42
Admin
Admin
Georges42


Cantidad de envíos : 947
Edad : 80
Localisation : Guatemala
Fecha de inscripción : 16/01/2007

LOS  MANDAMIENTOS DE LA LEY DE DIOS 1 Empty
MensajeTema: LOS MANDAMIENTOS DE LA LEY DE DIOS 1   LOS  MANDAMIENTOS DE LA LEY DE DIOS 1 EmptySáb Jun 16, 2007 9:42 pm

LOS MANDAMIENTOS DE LA LEY DE DIOS



Objetivo: Profundizar cada mandamiento como principio normativo de la vida cristiana y que conducen a la felicidad del hombre y a una mejor marcha de la sociedad.


Hecho de vida:
En una oportunidad a un estudiante de la Pontificia Universidad “La Católica” le preguntaron si sabía los Mandamientos de la Ley de Dios, y grande fue su sorpresa al darse cuenta ¡ que no los sabía ! Se propuso remediar este descuido e hizo una buena revisión del tema y coronó su esfuerzo haciendo una bella composición literaria de la vida y de la fe a la luz de este Decálogo de Dios, que lo compuso un poco a su manera, y por ello firmó su creación con el seudónimo de “Sui Generis”:
EL DECALOGO
(1º) Ama por sobre todas las cosas a ese Dios,
(2º) ... que a veces nombras solamente por nombrar.
(3º) Luego santificarás sus fiestas por encima de las nuestras
(4º) y honrarás a quienes forman tu hogar.
Y SI ALGUN DIA TU CAES EN MAL, PUES ANDATE A RECONCILIAR
NO PIENSES QUE SOLO EL HABLARLE AL SEÑOR, TE HARA RECUPERAR LA PAZ.
(5º) Nunca mates, ni cuerpos, ni almas.
(7º) Nunca robes, ni tiendas trampas, sabes que los honestos somos más.
(9º) Lucha por conservar tu pureza hombre o mujer, eso no interesa.
(6º) Fornicar jamás será algo normal.
Y SI ALGUN DIA...
(8º) Dejas de lado las mentiras,
(10º) dejas de lado las codicias
piensa que el amor comienza en el hogar.
En nuestra vida diaria, todo hombre que se crea buen ciudadano debe respetar y cumplir las leyes del país donde vive, de igual manera en la institución que laboremos debemos de respetar las normas o reglas que la rijan, también todo hogar tiene sus reglas propias establecidas por los esposos que deben ser respetados por todos los integrantes de dicha familia, así de esta forma todo buen cristiano debe cumplir y respetar las reglas y normas establecidas por Dios que son los Diez Mandamientos de la Ley de Dios, entregadas a Moisés para hacer cumplir a su pueblo.


CONTENIDO DOCTRINAL:

Todo el mundo entiende que no se pueden quebrantar impunemente las leyes naturales que rigen las cosas materiales.¿ Por qué, entonces, tanto menosprecio por las leyes que Dios promulgó para regir el comportamiento humano ?.
La mayoría de los mandamientos comienza con la palabra “no”, y a nadie le gusta que le digan “no”. Sin embargo ¿ es razonable que un diseñador de aviones se sienta cohibido en su libertad porque se le prohibe diseñar aviones que se caigan y maten a todos los pasajeros?. Y a un ingeniero, ¿ deberá parecerle injusto e irracional que se le diga: “No hagas puentes que se derrumben?”. Las leyes espirituales de Dios nos protegen del sufrimiento y de la muerte. No son ellas lo que nos esclaviza sino el transgredirlas. Nuestro yugo es el pecado.
Así pues, podemos decir que la herramienta de una Comunidad Cristiana es la Ley de Dios, ( Ex 20, 1-7 ) Dios la entregó a Moisés, después que liberó a su pueblo de la esclavitud de Egipto, en aquella época antes del nacimiento de Jesús.
El Catecismo nos recuerda que “Jesús recogió los diez mandamientos, pero manifestó la fuerza del Espíritu operante ya en su letra. ...Desarrolló todas las exigencias de los mandamientos...” Y cuando le preguntan sobre el mandamiento mayor de entre los diez Jesús responde: “Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente y agrega el segundo semejante : “Amarás a tu prójimo como a ti mismo”. Concluye diciendo que de estos dos mandamientos penden toda la Ley y los Profetas ( Mt 22,37-40 ). Por tanto los diez mandamientos tienen que ser siempre interpretados a la luz de este doble y único mandamiento.
Es más en el evangelio de San Marcos el mismo texto (Mc 12,28-34) es declarado como el mandamiento mas importante: AMAR A DIOS, que no es un mandamiento como los demás. Pues los mandamientos señalan obras precisas que debemos cumplir o de las cuales debemos abstenernos; por ejemplo: descansarás el día del Señor, o no andarás con la mujer de tu prójimo. En cambio, en esto de amar a Dios, nunca terminarán las exigencias.
Los mandamientos de la Biblia, especialmente los Diez Mandamientos de Moisés, solamente expresan en forma clara las exigencias de nuestra conciencia. No debería ser necesario mandarnos que no robemos ni calumniemos a nuestro prójimo. Sin embargo, es necesario enseñar esto a los niños, y también a las personas poco escrupulosas. La Ley, dice Pablo, no ha sido puesta para los buenos, sino para los que cometen el mal.
Algunas personas creen que son irreprochables porque cumplen los diez mandamientos de Moisés. Sería mejor decir que han llegado al nivel mínimo de moralidad, que Moisés exigió de un pueblo primitivo y poco responsable, hace más de treinta siglos. En vez de fijarse en este catálogo para luego sentirse muy contentos de sí mismos, deberían meditar el primer mandamiento, sin el cual los demás no significan nada:
Amarás a Dios con todo tu corazón. Lo amarás más que a tus seres más queridos. Te desvivirás por Él, te olvidarás de tí mismo para buscar en todo lo que a Él más le gusta.
Lo amarás con toda tu alma, con toda tu inteligencia. Dedicarás lo mejor de tu inteligencia a conocerlo. Mirando a tu propia vida, tratarás de comprender cómo Él ha guiado tus pasos. Mirando los acontecimientos mundiales y los sucesos diarios, procurarás entender como viene el Reino de Dios. Perseverando en la oración y la lectura bíblica, pedirás a Dios que te comunique su propio Espíritu para conocerlo mejor.
Lo amarás con todas tus fuerzas. Y porque, en eso, eres muy débil, pedirás la ayuda de Dios y tratarás de juntarte con los verdaderos servidores de Dios, usando los medios que la Iglesia pone a tu disposición.
El mandamiento de amar al prójimo como a sí mismo viene en segundo lugar porque no se puede ni entender bien ni cumplir donde no existe el amor a Dios. Pues Dios nos pide más que la solidaridad con el prójimo, más que la ayuda ql que sufre. Debemos esforzarnos por ver al hermano tal como lo ve el Padre. Debemos procurarle lo que el Padre desea para él. Entre tantas obras buenas que podríamos hacer por el prójimo, debemos elegir aquellas que nos aconseja el Espíritu de Dios. Y todo eso requiere que tengamos primero el amor a Dios y el conocimiento de Dios.
Volver arriba Ir abajo
http://georges42.livelog.com
Georges42
Admin
Admin
Georges42


Cantidad de envíos : 947
Edad : 80
Localisation : Guatemala
Fecha de inscripción : 16/01/2007

LOS  MANDAMIENTOS DE LA LEY DE DIOS 1 Empty
MensajeTema: LOS MANDAMIENTOS DE LA LEY DE DIOS 2   LOS  MANDAMIENTOS DE LA LEY DE DIOS 1 EmptySáb Jun 16, 2007 9:43 pm

EL DECALOGO:
La palabra “Decálogo” significa literalmente “diez palabras” ( Ex 34,28; Dt 4,13; 10,4). Estas diez palabras Dios las reveló a su pueblo en la montaña. Las escribió “con su dedo”. (Ex 31,18; Dt 5,22). Las “diez palabras” bien sean formuladas como preceptos negativos, prohibiciones o bien como mandamientos negativos (como honra a tu padre y madre), indican las condiciones de una vida liberada de la esclavitud del pecado. El Decálogo es un camino de vida: “Si amas a tu Dios, si sigues sus caminos y guardas sus mandamientos sus preceptos y sus normas, vivirás y te multiplicarás”. (Dt. 30,16).
Un joven pregunta a Jesús: “¿Qué bueno he de hacer para conseguir la vida eterna?” Y Jesús responde:”Si quieres entrar en la vida eterna, guarda los mandamientos”.


LA UNIDAD DEL DECALOGO:
El Decálogo forma un todo indisociable. Cada una de las “diez palabras” remite a cada una de las demás y al conjunto; se condicionan recíprocamente. Las dos tablas se iluminan mutuamente, formam una unidad orgánica. Transgredir un mandamiento es quebrantar todos los otros. No se puede honrar a otro sin bendecir a Dios como su Creador. No se podría adorar a Dios sin amar a todos los hombres, que son sus creaturas. El Decálogo unifica la vida teologal y la vida social del hombre.

LA OBLIGACION DEL DECALOGO:
Los Diez Mandamientos, por expresar los deberes fundamentales del hombre hacia Dios y hacía su prójimo, revelan en su contenido primordial obligaciones graves. Son básicamente inmutables y su obligación vale siempre y en todas partes. Nadie podría dispensarse de ellos. Los Diez Mandamientos están grabados por Dios en el ser humano.
EL PRIMER MANDAMIENTO
“AMARAS AL SEÑOR TU DIOS CON TODO TU CORAZON, CON TODA TU ALMA Y CON TODAS TUS FUERZAS” ( Mt. 22,37)
Dios nos amó primero. El amor del Dios Unico es recordado en la primera de las “diez palabras”.
“Adorarás al Señor tu Dios y le servirás... no vayáis en pos de otros dioses”(Dt 6,13-14). La primera llamada y la justa exigencia de Dios consiste en que el hombre lo acoja y lo adore.
El Dios Unico y Verdadero revela ante todo su gloria a Israel. La revelación de la vocación y de la verdad del hombre está ligada a la Revelación de Dios. El hombre tiene la vocación de hacer manifiesto a Dios mediante sus obras humanas, en conformidad con su condición de criatura hecha “a imagen y semejanza de Dios”.
El primero de los preceptos abarca la fe, la esperanza y el amor-caridad.
LA FE: Nuestra vida moral tiene su fuente en la fe de Dios que nos revela su amor. El primer mandamiento nos pide que alimentemos y guardemos con prudencia y vigilancia nuestra fe y que rechacemos todo lo que se opone a ella.
LA ESPERANZA: Cuando Dios se revela y llama al hombre, éste no puede responder plenamente al amor divino por sus propias fuerzas. Debe esperar que Dios le de la capacidad de devolverle el amor y de obras conforme a los mandamientos del amor-caridad.
EL AMOR-CARIDAD: La fe en el amor de Dios encierra la llamada y la obligación de responder a la caridad divina mediante un amor sincero. El primer mandamiento nos ordena amar a Dios sobre todas las cosas y a las c riaturas por Él y a causa de Él. Se puede pecar de diversas maneras contra el amor de Dios: la indiferencia, la ingratitud, la tibieza, la acedía (el fastidio) o pereza espiritual; el orgullo (prescindir de Dios).

“A ÉL SOLO LE DARAS CULTO”
LA ADORACION: La adoración es el primer acto de la virtud de la religión. Adorar a Dios es reconocerle como Dios, como creador y Salvador, Señor y dueño de todo lo creado, como Amor infinito y misericordioso “Adorarás al Señor tu Dios y sólo a Él darás culto” (Lc 4,Cool, dice Jesús citando el Deuteronomio (6,13).
Adorar a Dios es reconocer, con respeto y sumisión absolutas, la “nada de la criatura” que sólo existe por Dios. Adorar a Dios es alabarlo, exaltarle y humillarse a sí mismo.
La adoración del Dios Unico libera al hombre del repliegue sobre sí mismo, de la esclavitud del pecado y de la idolatría del mundo.
EL SEGUNDO MANDAMIENTO
“NO TOMARAS EN FALSO EL NOMBRE DEL SEÑOR TU DIOS”(Ex 20,7; Dt 5,11)
EL NOMBRE DEL SEÑOR ES SANTO: Este segundo mandamiento prohibe abusar del nombre de Dios, es decir todo uso inconveniente del nombre de Dios, de Jesucristo, de la Virgen María y de todos los santos.
La blasfemia consiste en proferir contra Dios, palabras de odio, de reproche, de desafío, en injuriar a Dios, faltarle el respeto en las expresiones, en abusar del nombre de Dios.
TOMAR EL NOMBRE DE DIOS EN VANO: Este mandamiento prohibe el juramento en falso. Hacer juramento o jurar es tomar a Dios por testigo de lo que se afirma.
Es perjuro quien bajo juramento, hace una promesa que no tiene intención de cumplir, o que después de haber prometido bajo juramento, no mantiene. El perjuro constituye una grave falta de respeto hacia el Señor que es dueño de toda palabra.
Volver arriba Ir abajo
http://georges42.livelog.com
Georges42
Admin
Admin
Georges42


Cantidad de envíos : 947
Edad : 80
Localisation : Guatemala
Fecha de inscripción : 16/01/2007

LOS  MANDAMIENTOS DE LA LEY DE DIOS 1 Empty
MensajeTema: LOS MANDAMIENTOS DE LA LEY DE DIOS 3   LOS  MANDAMIENTOS DE LA LEY DE DIOS 1 EmptySáb Jun 16, 2007 9:44 pm

EL TERCER MANDAMIENTO
El tercer mandamiento, proclama la santidad del sábado: “El día séptimo será día de descanso completo, consagrado al Señor” (Ex 31,15).
La Escritura hace a este propósito memoria de la creación: “Pues en seis días hizo el Señor el cielo y la tierra, el mar y todo cuanto contienen y el séptimo descansó, por eso bendijo el Señor el día sábado y lo hizo sagrado”. ( Ex 20,11).
El día de la Resurreción: la nueva creación.
Jesús resucitó entre los muertos “el primer día de la semana” (Mt 28,1;Mc 16,2; Lc 24,). En cuanto es “, el día de la rresurreción de Cristo recuerda la primera creación.” “En cuanto que es el octavo día” que sigue al sábado, significa la nueva creación inagurada con la resurrección de Cristo. Para los cristianos vino a ser el primero de todos los días, la primera de todas las fiestas, el día del Señor, el “domingo”.
La celebración del domingo cumple la prescripción moral, inscrita en el corazón del hombre, de
“dar a Dios el culto exterior, visibles, público y regular bajo el signo de su bondad universal hacia los hombres”. El culto dominical realiza el precepto moral de la antigua Alianza, cuyo rítmo y espíritu recoge celebrando cada semana al Creador y Redentor de su pueblo.
EL CUARTO MANDAMIENTO
“HONRA A TU PADRE Y A TU MADRE, PARA QUE SE PROLONGUEN TUS DIAS SOBRE LA TIERRA QUE EL SEÑOR, TU DIOS TE VA A DAR.”(Ex 20,12).
El cuarto mandamiento encabeza la segunda tabla. Indica el orden del amor-caridad. Dios quizo que, después de Él, honrásemos a nuestros padres, a los que debemos la vida y que nos han transmitido el conocimiento de Dios. Estamos obligados a honrar y respetar a todos los que Dios, para nuestro bien, ha investido de su autoridad.

Este precepto se expresa de forma positiva, indicando los deberes que se han de cumplir. Anuncia los mandamientos siguientes que contienen un respeto particular de la vida, del matrimonio, de los bienes terrenos, de la palabra. Constituye uno de los fundamentos de la doctrina social de la Iglesia.
Este mandamiento implica y sobreentiende los deberes de los padres, tutores, maestros, jefes, magistrados, gobernantes, de todos los que ejercen una autoridad sobre otros o sobre una comunidad de personas.
El cumplimiento del cuarto mandamiento lleva consigo su recompensa “Honra a tu padre y a tu madre, para que se prolonguen tus días sobre la tierra que el Señor tu Dios, te va a dar.” (Ex 20,12;
Dt 5,16). La observancia de este mandamiento, procura, con los frutos espirituales, frutos temporales de paz y prosperidad. Y al contrario la no observancia de este mandamiento entraña grandes daños para las comunidades y las personas humanas.
EL QUINTO MANDAMIENTO
“NO MATARAS” ( Ex 20,13)
Habéis oído que se dijo a los antepasados: “No matarás”; y aquel que mate será reo ante el tribunal. Pues yo os digo: Todo aquel que se encolerice contra su hermano, será reo ante el tribunal
(Mt 5,21-22).
“La vida humana es sagrada, porque desde su inicio es fruto de la acción creadora de Dios y permanece siempre en una especial relación con el Creador, su único fin. Sólo Dios es Señor de la Vida desde su comienzo hasta su término; nadie en ninguna circunstancia, puede atribuirse el derecho de matar de modo directo a un ser humano inocente”.
El quinto mandamiento condena como gravemente pecaminoso el homicidio directo y voluntario. El que mata y los que cooperan voluntariamente con él cometen un pecado que clama venganza al cielo. El infanticidio, el fratricidio, el parricidio, el homicidio del cónyuge son crímenes especialmente graves a causa de los vínculos naturales que destruyen.
La eugenesia, o de salud pública no pueden justificar ningún homicidio, aunque fueran ordenados por las propias “autoridades”.
El aborto, la eutanasia, el suicidio es gravemente contrario a la dignidad de la persona y a la santidad del creador.
Volver arriba Ir abajo
http://georges42.livelog.com
Georges42
Admin
Admin
Georges42


Cantidad de envíos : 947
Edad : 80
Localisation : Guatemala
Fecha de inscripción : 16/01/2007

LOS  MANDAMIENTOS DE LA LEY DE DIOS 1 Empty
MensajeTema: LOS MANDAMIENTOS DE LA LEY DE DIOS 4   LOS  MANDAMIENTOS DE LA LEY DE DIOS 1 EmptySáb Jun 16, 2007 9:46 pm

EL SEXTO MANDAMIENTO
“NO COMETERAS ADULTERIO”(Ex 20,14; Dt 5,17)
“Habéis oído que se dijo: -No cometerás adulterio”. Pues yo os digo: Todo el que mira a una mujer deseándola, ya cometió adulterio con ella en su corazón” (Mt 5,27-28)
Las ofensas a la castidad: La lujuria, la masturbación, la fornicación, la pornografía, la prostitución, la violación, la homosexualidad, son pecados gravemente contrarios a la castidad.
El amor de los esposos: “La sexualidad, mediante la cual el hombre y la mujer se dan el uno para el otros con los actos propios y exclusivos de los esposos, no es algo puramente biológico, sino que afecta al núcleo íntimo de la persona humana en cuanto tal. Ella se realiza de modo verdaderamente humano solamente cuando es parte integral del amor con el que el hombrre y la mujer se comprometen totalmente entre sí hasta la muerte.
Por la unión de los esposos se realiza el doble fin del matrimonio: el bien de los esposos y la trasmisión de la vida. No se pueden separar estas dos significaciones o valores del matrimonio sin alterar la vida espiritual de los cónyuges ni comprometer los bienes del matrimonio sin alterar la vida espiritual de los cónyuges ni comprometer los bienes del matrimonio y el porvenir de la familia.
Así el amor conyugal del hombre y de la mujer queda situado bajo la doble exigencia de dla fidelidad y la fecundidad.
Las ofensas a la dignidad del matrimonio: El adulterio, el divorcio, la poligamia, el incesto y la unión libre son ofensas graves a la dignidad del matrimonio.
EL SEPTIMO MANDAMIENTO
“NO ROBARAS” ( Ex 20,15; Dt 5,19). Y Mt 19,18.
El séptimo mandamiento prohíbe tomar o retener el bien del prójimo injustamente y perjudicar de cualquier manera al prójimo en sus bienes. Con miras al bien común exige el respeto del destino universal de los bienes y del derecho de propiedad privada. La vida cristiana se esfuerza por ordenar a Dios y a la caridad fraterna los bienes de este mundo.
El séptimo mandamiento proscribe los actos o empresas que, por una u otra razón, egoísta o ideológica, mercantíl o totalitaria, conducen a esclavizar seres humanos, a menospreciar su dignidad personal a comprarlos, a venderlos y a cambiarlos como mercancía. Es un pecado contra la dignidad de las apersonas y sus derechos fundamentales reducirlos por la violencia a la condición de dobjeto de consumo o a una fuente de beneficio. San Pablo ordenaba “amo” cristiano, que tratase a su “esclavo” cristiano “no como esclavo, sino... como un hermano... en el Señor” (Flm 16). Jesús nos repetiría la parábola del buen samaritano (Lc 10,25-37) para entender que hacer “ para que hombres y mujeres ya no sigan siendo golpeados y despojados continuamente mientras van avanzando por los caminos de la vida” (palabras de Martín Luther King para señalar que el amor no se conforma con aliviar al que sufre).
EL OCTAVO MANDAMIENTO
“NO DARAS TESTIMONIO FALSO CONTRA TU PROJIMO”(Ex 20,16)
El octavo mandamiento prohíbe falasear la verdada en las relaciones con el prójimo. Este precepto moral deriva de la vocación del pueblo santo a ser testigo de su Dios, que es y quiere la verdad.
Las ofensas a la verdad expresan mediante palabras o acciones, un rechazo a comprometerse con la rectitud moral; son infidelidades básicas frente a Dios y en este sentido socaban las basesa de la Alianza.
Las ofensas a la verdad: el falso testimonio, el irrespeto a la reputación, el juicio temerario, la maledicencia, la calumnia, la vanagloria, la adulación o complacencia, la mentira.
Toda falta cometida contra la justicia y la verdad entraña el deber de reparación, aunque su autor haya sido perdonado.
EL NOVENO MANDAMIENTO
“NO CODICIARAS LA CASA DE TU PROJIMO, NI CODICIARAS LA MUJER DE TU PROJIMO, SI SU SIERVO, SI SU SIERVA, NI SU BUEY, NI SU ASNO, NI NADA QUE SEA DE TU PROJIMO”(Ex 20,17)
El que mira a una mujer deseándola, ya cometió adulterio con ella en su corazón.
San Juan distiangue tres especies de codicia o concupiscencia: la concupiscencia de la carane, la concupiscencia de los ojos, la concupiscencia de la vida.
Siguiendo la tradición catequética católica, el noveno mandamiento prohíbe la concupiscencia de la carne y el décimo prohíbe la concupiscencia del bien ajeno.
En el hombre, porque es un ser compuesto de espíritu y cuerpo, existe cierta tensión y se desarrolla una lucha de tendencias entre el espíritu y la carne, pero en realidad esta lucha pertenece a la herencia del pecado. Es una consecuencia de él y al mismo tiempo confirma su existencia.

EL DECIMO MANDAMIENTO
“NO CODICIARAS... NADA QUE SEA DE TU PROJIMO” (Ex 20,17).”NO DESEARAS...SU CASA, SU CAMPO, SU SIERVO O SU SIERVA, SU BUEY O SU ASNO; NADA QUE SEA DE TU PROJIMO”(Dt 5,21).
El décimo mandamiento desdobla y completa el noveno, que versa sobre la concupiscencia de la carne. Prohíbe la codicia del bien ajeno, raíz del robo, de la rapiña y del fraude, prohibidos por el séptimo mandamiento. La “concupiscencia de los ojos” lleva a la violencia y a la injusticia prohibidas por el quinto precepto.
La codicia tiene su origen, como la fornicación en la idolatría condenada en las tres primeras prescripciones de la ley.
El décimo mandamiento prohibe la avaricia y el deseo de una apropiación inmoderada de los bienes terrenos. Prohibe el deseo desordenado nacido de la pasión inmoderada de las riquezas y de su poder. Prohibe también el deseo de cometer una injusticia mediante la cual se dañaría al prójimo en sus bienes temporales.
La envidia es un pecado capital. Manifiesta la tristeza experimentada ante el bien del prójimo y el deseo desordenado de poseerlo, aunque sea en forma indebida. Cuando desea al prójimo un mal grave es un pecado mortal.
La envidia representa una de las formas de la tristeza y por tanto un rechazo de la caridad.
Volver arriba Ir abajo
http://georges42.livelog.com
Contenido patrocinado





LOS  MANDAMIENTOS DE LA LEY DE DIOS 1 Empty
MensajeTema: Re: LOS MANDAMIENTOS DE LA LEY DE DIOS 1   LOS  MANDAMIENTOS DE LA LEY DE DIOS 1 Empty

Volver arriba Ir abajo
 
LOS MANDAMIENTOS DE LA LEY DE DIOS 1
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» 10 mandamientos para ser buenos Padres
» diez mandamientos para un baile digno.
» Bienvenido, Joel
» EL DEDO DE DIOS
» Dios de Dios, luz de luz

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Parroquia Cristo Hermano :: Tópicos de fe... :: Catequesis 1 :: Catequesis 1-
Cambiar a: